Your input is important to us. Please provide your valuable feedback. Here are some testimonials from our clients:

Queridísimo Padre Horacio:
Le envío el enlace donde publicamos completa su conferencia del 2011 en el Centro Pieper.
Al final, agregamos un archivo PDF que se puede bajar gratuitamente y que -además del texto- contiene fotos del Encuentro de Mar del Plata
Releerla nos ha hecho tomar una nueva consciencia de su profundidad.
¡Que belleza cautivadora esta "memoria autobiográfica", tan llena de amor a Dios y a la Iglesia! ¡Y qué oportuna para combatir el error y predicar la verdad!
Lo extrañamos Padre...
Con afecto profundo y filial.
Cristian Iglesias
PD: Estamos viendo nuevamente sus videos sobre la Acedia en Pantalla gigante en nuestra Asociación "Fraternidad de Vida Nueva"... ¡Sólo Dios sabe cuánto bien nos hace al alma! Muchísimas gracias.

http://centropieper.blogspot.com/2014/02/la-dei-verbum-y-los-sentidos-biblicos-y.htm
 
Fecha de Publicación: 02 April 2015
Escrito por: Cristian
Hola Padre Horacio:
Soy seguidora del blog que usted tiene sobre el Buen Amor. He leído muchas de sus orientaciones y reflexiones que me han ayudado en momentos puntuales que estaba atravesando, y que me dieron una luz para seguir mi camino. Micaela
 
Fecha de Publicación: 02 April 2015
Escrito por: Micaela
Agradecida por ser aceptada en su círculo de G+
Admiro sus libros, tengo algunos de ellos en mi biblioteca ¡Dios lo bendiga!
María Elvira
 
Fecha de Publicación: 02 April 2015
Escrito por: Maria Elvira
He decidido escribirle para agradecer el mensaje que difunde para combatir el demonio de la acedia. Siendo las 04:00 a.m. he visto su programa en televisión, luego de estar desvelada pensando en mi futuro y haberme encomendado a Dios para que me dirigiera, luego de haber recurrido a muchas otras maneras de buscar una chispa que me de impulso y me ayude a iniciar una nueva etapa.
En mi país estudiar es caro. Mis padres son gente de clase media, quienes han dedicado gran parte de sus ingresos a pagar mis estudios y los de mis hermanos. Yo fui una buena alumna en el colegio, di lo que mas pude académicamente y siempre quise estudiar derecho. Lo logre y durante la vida universitaria me resisto a las tentaciones que se me presentaron para abandonar mi carrera ( falta de recursos, las fiestas, depresión, sentirme incapaz, inseguridades, entre otras).
No obstante, para conseguir el titulo de abogada debo dar mi examen de grado, lo que implica agregar un año mas de estudio a los 6 que ya tengo, solo basado en el rigor que de mi nazca. Aquí es cuando sucumbí frente el demonio de la acedia, pues siento que es un esfuerzo inútil y que la vida laboral no tiene sentido. Que los bienes materiales no conducen a nada por lo que no necesito dinero y por lo tanto menos requiero trabajar, que por ahora puedo vivir bien así ( aunque sea a costa de mis padres) y que entonces no vale la pena dedicar a eso mi tiempo y pasar otra vez el "martirio" que implica.
He estado postergando rendir mi examen por tres años y solo hoy pude notar, gracias a la intervención de la Divina Providencia y a la difusión que Usted hace, que era lo que me pasaba. Caí en cuenta de que no poner a disposición de los demás el don de lo que he aprendido, estar en este letargo sin visión de futuro o ganas de entregarme a los demás, es por obra de la acedia.
Insisto en expresarle mi gratitud, y sin querer ser abusiva, me gustaría consultarle sobre pasos para poder fortalecer mi espíritu y poder vencer este demonio para retomar mi proceso de titulación, enfocado en los dones que el Padre ha compartido conmigo. Le envió un afectuoso abrazo.
Pilar
 
Fecha de Publicación: 02 April 2015
Escrito por: Pilar
Mi Señor y mi Dios:
Allá por el mes de mayo pasado, Señor, me brotó del corazón una enorme ilusión por llevarte rosas para ponerlas en casa, a los pies de un Cristo que me trajeron de Medjugorje y que se mantiene en pie, en su cruz y al lado de un pañuelito de la Virgencita también de Medjugorje. Estas rosas preciosísimas, Señor, por estar en tu presencia, acababan de abrirse en dos o tres días luciendo su esplendor para Tí y para tu madre. Y desde que comencé todos, todos los días, estas rosas blancas, rojas, rosas, amarillas..., han estado en el salón hasta el 17 de febrero dia en que cogí los últimos capullos del invierno.
Me he dado cuenta de que este llevártelas, Señor, me ha proporcionado alegría dia a dia, mucha alegría y un cierto desparpajo y seguridad en mí, superando la verguenza del que dirán pues a veces la gente me miraba... Porque estas rosas las he cogido de jardines públicos que cruzo al ir y venir de misa diariamente y que tienen cientos de rosas, no puedo comprarlas. Pero a pesar de haberme convertido en ladrona de rosas yo sé, Señor, que te han gustado, que al verme cogerlas llena, llena de ilusión, con una ilusión que me hacia superar la tristeza y las decepciones de esos meses, Tu has sonreído.
Y al fin, Señor, me he dado cuenta de que no era yo quien te estaba haciendo un regalo, sino Tú. Tú has sido el que me ha regalado todos, todos los dias la alegría, la ilusión, Tú ,Señor, me has dado Tu ternura infinita, Tu infinita delicadeza, Tu compañía diaria, Tu, Señor, guiabas mi mano y cogías conmigo las flores. ¡Son pocos los dias, tengamos los que tengamos, son pocos los dias de nuestra vida, Mi Dios, para alabarte, para bendecirte, para darte gracias! Y es poco, poquísimo todo el amor que pueda brotar de nuestros corazones hacia Tí, pero todo el que brota del mío, junto con mi espíritu y todo lo que Tú me has dado, te lo envio, te lo ofrezco para que Tú puedas cumplir Tus planes conmigo, mi Señor y mi Dios.
Bendito y Alabado seas por siempre, por siempre!
 
Fecha de Publicación: 02 April 2015
Escrito por: Sofia
Padre:
Quería contarte que aquel chico, por el cual yo estuve rezando, y al cual le había pasado muchos de tus textos sin éxito aparente (porque vivía deprimido, angustiado, tentado), finalmente leyó tu artículo "El demonio, violador del alma".
Creo que ese artículo, junto con la carta que yo le había escrito, y mis oraciones, fueron la clave de su comienzo de recuperación.
Comenzó finalmente a discernir y a luchar para resistir en esas tentaciones acudiendo al Señor. Y tiene su director espiritual.
Y ahora se está leyendo todo lo que vos escribiste (libros, artículos, blogs) que se le cruza por el camino.
Y yo lo acompaño a cierta distancia, le doy ánimos, rezo por él.
También le mandé el artículo de Monseñor Derisi sobre la Psicastenia. Pero no me meto con su alma, que era justo lo que yo no quería.
Alabo a Dios, por hacerme instrumento suyo en este caso, me siento tan agradecida. Y a vos también, que sos instrumento de Dios también.
Así que doy gracias a Dios por mi padre, y me siento muy feliz de ser su hija.
con cariño
Jazmín
 
Fecha de Publicación: 02 April 2015
Escrito por: Jazmin
La misión que Dios le encomendó es la de ayudar a los matrimonios, a las personas a comprenderse mejor, a través de sus libros es realmente estar cuidando a la Familia tan duramente atacada y perseguida, es como la misión que Dios le encomendó a San José de cuidar a la Sagrada Familia en momentos difíciles, Gloria a Dios!! Cynthia
 
Fecha de Publicación: 02 April 2015
Escrito por: Cynthia
GRACIAS PADRE SIEMPRE RECUERDO TUS PALABRAS,AQUELLA TARDE DE ENERO CUANDO TE CONOCÍ Y ME DIJISTE QUE DIOS ME TENIA PREPARADO UN ESPOSO,

Sólo tenia que liberarme de mi querer que me tenía presa y ser rescatada por Jesús... que estaba prisionera en una torre. Eso y más me dijiste.
Hoy ha pasado el tiempo y guardo cada una de tus palabras en mi corazón como una reliquia. Eso son para mi... Si Dios me permite cuando nuestro primer hijo cumpla dos años encargaremos un hermanito, si es la voluntad del padre nos dé otros hijos.
Romi
 
Fecha de Publicación: 02 April 2015
Escrito por: Romina
Usted me sostiene padre.
Para mí, el Señor está escondido... lo busco. Lo espero... lo amo... le hablo, le lloro, le adoro, le pido perdón por mis pecados... y le pido que rompa ya el velo... porque así como pienso que mi amado viene corriendo por las montañas... y siento que esta vida es una historia de amor entre Dios y yo... donde tengo esa felicidad que da la certeza que en un momento breve ya estaremos juntos cara a cara para siempre... por momentos no puedo más con esta necesidad que me hace sufrir de manera que no puedo explicar... quisiera vivir mil vidas para llevar las almas al corazón de Jesús y, por otro lado, se me hace un suplicio el seguir viviendo... digo...
-- ”Señor ¡ya está! ¡ya no me hagas esperar que me duele tanta espera!”... Nada me atrae, el cumplir con mis deberes es a pura voluntad con gran esfuerzo... mi corazón solo...sólo espera... A Él...y solo quiere a Él... podría vivir junto al sagrario sin hacer nada más... porque ya no hay nada más... que quiera hacer... y me violento y obligo por Él... a ser lo más normal que pueda en esta vida cumpliendo mis deberes.
Mi Jesús escondido esta en el sagrario... pero también en mi corazón... y sigo esperándolo, padre.

Sigo pensando en lo que usted me escribió este verano... de ver todo desde el apocalipsis. “mira que estoy a la puerta y llamo”...
¿Cómo abro la puerta? me hace llorar la necesidad que tengo de Dios. Es alegría en la esperanza y dolor en la espera

¡A veces creo que muero de amor...! y padre... ¿cómo puedo morir de amor por Jesús y a la vez no saber amar?... Quiero aprender a amarlo porque veo lo mala que soy, lo poco que lo amo. Y eso me duele ...
¡Soy tan poco suya!... sin embargo es mío me ama y todo lo hizo por mi! Le pido que el fuego del Espíritu Santo incendie mi corazón para que mueva mi voluntad en conformidad con la suya y que lo mantenga unido siempre junto al suyo... y que no sea solo palabras..
Gracias padre usted me sostiene.
Mi felicidad está en esta espera en la certeza, pero unida en el desgarro de la sed y nostalgia de Dios que tengo.
Gema
 
Fecha de Publicación: 02 April 2015
Escrito por: Gema
Padre:
Su libro el Buen Amor en el noviazgo me ayudo muchísimo en una situación de indecisión, dos o tres de las historias me hablaron directamente, me sirvieron para reflexionar y discernir, cuanta falta hace leer sobre el noviazgo cristiano! muchísimas gracias por escribirlo!
Saludos cordiales de Dalia
 
Fecha de Publicación: 02 April 2015
Escrito por: Dalia


Enviar un Testimonio
* los campos son obligatorios.
Su Nombre:*
Su Email:*
Acerca de Usted:
Ciudad - País:
Su Sitio Web:
Su imagen (avatar):
Las imágenes no deben ser mayores de 500x500 px y 250 kb
Código de Seguridad:
Introduzca el código aquí:*
Envíenos sus comentarios a continuación:*