Your input is important to us. Please provide your valuable feedback. Here are some testimonials from our clients:

Querido Padre,

Esta es la tercera vez que empiezo a leer su articulo sobre la desacralización del matrimonio y como siempre me pasa lo tengo que leer varias veces hasta que se produce como una explosión interior que me ayuda a entenderlo todo.
La verdad Padre que tengo que agradecerle todo lo que nos ofrece. Me costo entender lo de la relación de parentesco con el Creador pero cuando lo hice me acorde de todas las veces que ud. se refiere a la Iglesia "Esposa de Cristo" y al matrimonio y la mujer también como "esposa de Cristo" :"Esposo mio en Ti confio....."
Le doy gracias a Dios por haberle puesto a Ud. en mi camino y le pido me tenga presente en sus oraciones.
​MT​
 
Fecha de Publicación: 30 August 2016
Escrito por: maria
Paola:

Estimado Padre. Primero que nada le agradezco su tiempo y generosidad.

Usted me dijo que le gustaría saber si me ha ayudado, y quiero decirle que realmente si, verdaderamente me ha dado en qué pensar, trabajar y un modo de vida.

Cuando comencé a leer el primero de sus libros (hasta el momento he leído una parte) lo hice con cierta mala disposición interior. En el fondo creo que pensaba "esta es otra "solución" espiritual más, que no me va a ayudar gran cosa en mi vida real."

No me mal interprete, no es que dijese así realmente ni que mi intención real consciente fuese esa, pero creo que si me examino, fue como la reacción primera. Aunque comencé a leer con esperanza.

Lo que si sé, fue la gran angustia con la que empecé a leer. Creo que las lágrimas estaban asomando desde las primeras letras. Y no soy de esas que lloran a cada rato. Era como la angustia de quien se siente sin medios para cambiar. Pero continué leyendo y me sentí conmovida cuando leí “el rey se prendó de tu belleza”. No es que me considere una belleza, pero esas palabras realmente tocaron algo en el corazón y pensé “Jesús verdaderamente se ha enamorado de mí, y me ha elegido”.

No pude más que pensar en que soy una privilegiada. Sé que Dios elige a todos sus bautizados, pero dado que mi conversión fue de adulta y fue a los 19 años que recibí el sacramento del Bautismo, junto con la Confirmación y la Comunión, fue leer eso y recordar que Dios, me había elegido para ser su hija, considerando la cantidad de jóvenes que lo desconocen o no oyen su llamado, realmente me siento elegida, y que ahora descubría, me había elegido para ser su esposa.

Mi conversión fue mayormente por descubrir a Dios Padre, pero siempre me ha costado entender bien mi relación con Jesús y acercarme a Él. Dolerme con Él en semana santa, contemplar sus misterios, siempre me ha costado. Por graficar esto con un ejemplo, me resulta más fácil pensar en la bondad de Dios Padre sacrificando a su Hijo, que en el mismo Cristo ofreciendo su propia vida. No sé si logro hacerme entender.

Además, yo le había comentado esta sensación que suelo tener de no sentirme digna de ser elegida por un varón (porque ya he estado de novia y no han perdurado en la elección), entonces dije ¿Cómo no ser digna si el mismo Jesús me ha elegido de esposa? Obviamente, de Él no soy digna, pero igual me eligió. Así que por qué angustiarme por lo otro.

Pero descubrir mi papel como esposa de Cristo es como si me hubiese ubicado en esa relación con el Hijo. De alguna manera creo que voy descubriéndolo. Si soy esposa de Él, debo actuar como tal. Y es allí donde pienso que he descubierto un “modo de vida”. Surge en mí una comparación leyendo que debe haber confianza, docilidad, dialogo.

Qué matrimonio humano tendría éxito si los esposos arrancaran el día sin saludarse, sin hablarse. O si en el día en sus tareas no se pensasen, no surgiera un poco la nostalgia del hogar dejado atrás por las responsabilidades. O si al llegar el final del día no se encontrasen los esposos para “reencontrarse” luego de la separación. O qué esposa sería una santa esposa si no pusiera a consideración sus decisiones con su esposo, si no fuera dócil y obediente a los deseos de su esposo. Qué esposa podría perseverar en su matrimonio si cuando el amor primero del matrimonio se empieza a olvidar, entorpecer, cansar, con la rutina, no acude al Padre pidiendo auxilio. Y así podría seguir en más ejemplos.

Y con esto derivé en mi papel como esposa de Jesús. Si espero ser su santa esposa y crecer en amor a Él, no puedo arrancar el día sin hablarle con la confianza y amor de una esposa, no puede pasar el día entero sin pesar en mi “enamorado”, no puedo volver al hogar sin procurar el reencuentro, no puedo tomar decisiones sin pensar qué es lo que quiere y le parece mejor a mi Esposo, no puedo crecer en amor a Cristo si no pido insistentemente auxilio al Cielo…

También he pensado ¿Qué esposo perdonaría tantas infidelidades de mi parte? ¿Qué esposo sería tan misericordioso? ¿ Qué esposo se dejaría matar para salvarme?

En fin Padre. Tengo mucho por trabajar. Voy a seguir leyendo. Rezando. Pidiendo ayuda a Dios. Mi soledad hoy por hoy no es sólo de un esposo humano, también coincide con una familia desapegada, con nadie que espere mi regreso, con mucha independencia en mis acciones. Y pesa mucho. Pero ayer hablando con mi director el me decía que Dios me está probando firme. Se mantiene firme en mantenerme sola, humanamente hablando. Pero que la soledad es un don, porque me está mostrando que si no tengo dónde reposar la cabeza en la Patria terrena, es porque quiere que repose mi cabeza en su pecho, en su corazón, porque quiere que levante la mirada hacia la Patria Celestial. Pero que mientras no viva la soledad como un don, mientras no repose en el pecho santo de mi Esposo, no voy a estar ni en una patria ni en la otra. Voy a estar entre San Juan y Mendoza y el desarraigo va a ser doloroso.

Así que Padre. Creo que tengo mucho por trabajar, tengo mucho por rezar, y mucho por amar.

Corríjame si ve que es necesario, rece por mi si tiene un tiempito, como amigo de mi Esposo.

Y ya le escribiré más adelante, contándole como sigue este camino que voy viendo borroso, pero que confío mi Esposo, como cabeza de esta pequeñísima iglesia doméstica, sabrá hacerme ver cada vez más claro y dirigirme por él.

Paula
 
Fecha de Publicación: 25 July 2016
Escrito por: Paola
Muchas gracias por su correo y por sus oraciones realmente he sentido que me ha llegado ayuda del cielo. Perdóneme Usted a mí por no haberle contado como iba todo pero es que todavía estoy procesando todo lo que me mandó y lo que puedo lo estoy poniendo en práctica. Como quisiera que todas las mujeres con o sin problemas leyeran sus escritos y todo lo que ha recopilado sobre el matrimonio porque realmente ayudan muchísimo. A toda mujer que pueda de habla hispana le voy a dar los enlaces de Internet que Usted tiene. También cuando estoy cocinando oigo algunos de sus podcasts y ya terminé el de la Acedia.
Creo que muchos problemas se evitan o se llevan mejor por el conocimiento de las cosas y he aprendido mucho, hubiera querido saber todo esto desde que era jovencita. Gracias a Dios seguí los consejos de mi suegra de tener paciencia y no pelear con mi esposo y ahora con todo lo que he leído con la ayuda de Dios saldremos adelante.
Lamentablemente mi esposo no es fácil y es muy inconforme pero trato de llevarlo lo mejor que puedo.
 
Fecha de Publicación: 26 March 2016
Escrito por: Lola
uruguay
Padre, le escribo porque simplemente estoy feliz, interiormente me siento feliz. Nada nuevo, todo sigue igual, gracias a Dios, trabajando y con el plan de ir a México a conocer la basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.
Quería contarle que mi felicidad está en que estos días estoy leyendo las revelaciones privadas de Ana Catalina de Emmerich ¡y han producido un revuelo tan grande en mi interior... que si antes ya lo estaba, terminé repleta enamorada de Jesús! Tiene razón es el novio de nuestras almas, de mi alma. Y le cuento porque usted fue el que se presentó a mí como el amigo del Novio, gracias Padre, por tanta ayuda, toda la vida le agradeceré. Que Dios lo cuide mucho y dé fuerza para seguir ayudando a tantísimo jóvenes que buscan el amor... cuando el Amor es Jesús, Amor de mis Amores. Sonia
 
Fecha de Publicación: 25 January 2016
Escrito por: Sonia
Muy buenas noches Padre.

Es la primera vez que escribo. No hace mucho di con el blog del buen amor y me fui enriqueciendo con muchos testimonios y sus interesantes interrupciones a las cuales acudo hoy, pues mi corazón se encuentra afligido actualmente desde hace varios días. NN
 
Fecha de Publicación: 28 December 2015
Escrito por: NN
NN​, soy de Guayaquil, Ecuador, tengo 25 años y soy estudiante de psicología. Estoy leyendo el curso online en catholic.net "¿Qué le paso a nuestro amor?. Sinceramente me encanta, como quisiera que los jóvenes supieran todo esto, cuanto nos ayudaría a forjar matrimonios santos y por consiguiente familias santas. ​C​on una amiga dirigimos un grupo de chicas universitarias y me pidieron que les de una charla sobre el noviazgo, sentía que tenía que iniciar la charla hablando desde los "orígenes" Adan y Eva, como fueron heridos por el pecado, etc y hoy que encontré este taller me ayudó muchísimo y tenga la seguridad de que les haré llegar gran parte de lo que he aprendido.
 
Fecha de Publicación: 05 November 2015
Escrito por: NN
Ecuador
Estimado Padre Bojorge:

Mi nombre es Martín, quizás ud no se acuerde de mi porque lo ví pocas veces (le mando una foto con ud) pero quería agadecerle a través de este mail el bien que hizo para mi vida y el de mi novia con su doctrina del amor humano. Me hizo dar cuenta de la importancia de la doctrina del pecado original y la misericordia que debemos tenernos entre nosotros, y me hizo ver que Dios tenía una mujer para mi si esa era mi vocación, y fue así... ahora tengo 36 años y me caso el 21 de Noviembre en San Rafael en la Parroquia del Verbo Encarnado. Dios me regalo una mujer espectacular, practicante y con una familia muy católica y tradicional, además de una casa y muchos, muchos beneficios más... Yo era de Bs As pero me vine a vivir a San Rafael a la ciudad de la familia de mi novia y ya falta poco para las nupcias.
No lo quiero molestar más pero quería agradecerle, por lo menos a través de este medio, por el bien que hace ud. con sus charlas, consejos y libros.
Adjunto le envio una foto mía con ud y una con mi novia y la tarjeta de casamiento con la frase suya que marco mi vida de esperanza en Dios...

Rece por nosotros

Martín
 
Fecha de Publicación: 29 October 2015
Escrito por: martin
argentina
Padre Bogoje,

Lo saludo con mucho cariño y gratitud. He estado escuchando los vídeos sobre la acedía, algo desconocido para mi. Voy en el video 9/13. Estoy muy contenta de haberlo conocido. He aprendido mucho. Me doy cuenta que Papito Dios lo ama mucho

Yo soy colombiana. Padre usted tiene página en internet?

Reciba un fraternal abrazo en Jesus y María.


Ana
 
Fecha de Publicación: 14 August 2015
Escrito por: ana
Colombia
Página 1 de 1Querido Padre: El año pasado la lectura de varios capítulos de "La casa sobre roca" me ayudó a superar una difícil situación que estaba viviendo. Por aquel entonces estaba de novia y veía que algo no andaba bien en la relación. El tema de la pureza por ejemplo siempre salía en las conversaciones pero francamente me sentía sola, como que él no comprendía las precauciones que había que tomar y los sacrificios que había que hacer. Confieso que para mí también fue difícil pues como dice el Evangelio "El espíritu está dispuesto pero la carne es débil". Ahora puedo entender que si una como mujer no se siente acompañada y comprendida en este tema de la pureza por el varón es muy difícil sortear los obstáculos que se presenten. Es decir, son los dos los que tienen que remar y sacrificarse. En esto hay que ser muy realista y tener los ojos bien abiertos, conocer y comprender nuestras debilidades. Saber que los sacrificios que se hacen durante la etapa de noviazgo dan sus frutos en el matrimonio, ayudan a fortalecer la pareja y propician el diálogo tan importante en la “amistad matrimonial”. También me di cuenta que el que en ese momento era mi novio no estaba dispuesto a cambiar ciertas cosas que afectaban mucho su rol de varón. Si bien lo conversamos mucho al no ver progresos me sentí defraudada y desilusionada. Más bien, vi cosas que antes no había visto y di gracias verlas a tiempo antes de iniciar un matrimonio destinado al fracaso. Luego de la ruptura recé por él y eso me trajo mucha paz, ya que por momentos una está tentada a intentarlo todo de nuevo. Por otra parte pude darme cuenta luego de mucho tiempo, y luego de haber llorado bastante, que no porque queramos mucho a una persona y demos todo de nosotros significa que las cosas deban ir bien. Me sentí muy identificada con lo que usted llama 'mujeres que aman demasiado', que comenten el error de quedarse con el primero que les ofrece un poco de amor. Cuando leí ese pasaje en el libro era como ver un retrato de mí misma; cómo la mujer por así decirlo elije una presa, el varón, por el mero hecho de recibir amor, para disfrutar esa ‘caza’, tener compañía, etc. He vivido de pequeña situaciones que me han dañado en la afectividad y si bien siempre fui consciente de ello no me había dado cuenta hasta qué punto podían influir en mis relaciones. Así que después de esta ruptura me propuse sanar esas heridas pasadas para no caer en los mismos errores. Heridas que debían ser sanadas desde todos los aspectos que involucran al hombre, con absoluto realismo y una gran confianza en la gracia de Dios. Sé que debo renunciar primero a querer tener un novio para así estar abierta a la gracia, al plan de Dios, a lo que Él quiera, y así podré comenzar un camino juntos de manera sana y teniendo a Dios como guía. Padre, qué cierto es lo que dice acerca de la mujer y cómo estamos heridas por el pecado original en lo más espiritual. Le pido a Dios me de paciencia para aspirar al verdadero amor, inspirar el verdadero amor y esperar el verdadero amor.
 
Fecha de Publicación: 10 July 2015
Escrito por: Silvia
Querido Padre,
¡Qué lindo fue verlo hoy día! (aún cuando skype tiene sus limitaciones técnicas).
Como le decía, no tengo grandes novedades salvo la de una tranquilidad nueva.
Todo este tiempo, estos meses, he estado reflexionando mucho sobre el santo abandono y la Voluntad de Dios, leí un libro muy bueno, de Dom Vital Deholey, "El santo abandono". Y bueno, qué decirle... llegué a la conclusión que la oración más perfecta es la del "hágase tu voluntad", "hágase en mí".
Jesús escribe surcos finos y profundos en el alma y no sé si eso ya rezaba antes de leer el libro, pienso que sí... pero durante y después con más conciencia.
Ahora leo "La cena del cordero" de Scott Hahn, y quedo perpleja con cada revelación.
He optado por no pedir nada a Jesús, sólo esa frase del fiat;... He retirado todas mis peticiones... también porque la que más quería nunca me la concedió (siempre puede hacerlo después, claro jaja)...
Pero yo he aprendido a resignar. Mejor que eso... a aceptar con generosidad lo que me pide... Así que para este tiempo me sirve mucho decirle: "Lo que Tú quieras, yo también lo quiero". No me es fácil a veces.
Me pregunto a veces porqué no me concedió lo que le pedía... y siempre creo que era porque me faltó más abandono... no era yo como Teresita del Niño Jesús. Ahora trato de serlo, no me es fácil.
Justo hoy me tropecé con una cita del salmo 37,4: "Ama al señor con ternura y él te concederá lo que desea tu corazón"... pienso !de haberlo sabido antes!... jaja, pero ahora no me sirve pues, yo lo quiero por él no por lo que me va a dar.
En fin, por estos lares va mi corazón por este tiempo, padre, Sonia
 
Fecha de Publicación: 29 May 2015
Escrito por: Sonia


Enviar un Testimonio
* los campos son obligatorios.
Su Nombre:*
Su Email:*
Acerca de Usted:
Ciudad - País:
Su Sitio Web:
Su imagen (avatar):
Las imágenes no deben ser mayores de 500x500 px y 250 kb
Código de Seguridad:
Introduzca el código aquí:*
Envíenos sus comentarios a continuación:*